Últimos temas
REBORN! es una adaptación del anime y manga Katekyo Hitman Reborn! de Akira Amano. Los personajes cannon e historias de las familias pertenecen al mismo. La información adaptada, contenido textual e informativo del foro pertenece a los administradores. Además, el contenido del foro externo a esto, es propiedad de su creador, por lo que queda prohibido tanto el robo de códigos, imágenes, historias y fichas. Ninguna de las imágenes aquí expuestas nos pertenecen, son todas de sus respectivos autores, el crédito es de ellos. El skin y diseño de tablillas administrativas del foro pertenecen a @Noru, especialmente creados para REBORN!. Prohibida su copia, en caso de ser así, se denunciará con Foroactivo la copia del material.

Agradecimientos a todos los usuarios que aun así siguen con el foro a pesar de todas las molestias. A ustedes, que día a día llevan el foro a ser uno de los mejores y con mejor relación entre nosotros, y que a pesar de tantos años, ¡seguimos en línea! Desde el 2010, estos 7 años.
AFILIADOS ÉLITE Y HERMANOS
East of Eden Project Fear.less
[ afiliados hermanos: 5/5 ] [ afiliados élite: 52/52 ] [ afiliados comunes ]








A girls outing! — Privado: Uni.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Sasagawa Kyoko el 20.11.16 8:00

Con Uni.
Malecon Namimori.
30 de Noviembre.
Plena víspera de compras antes de diciembre.

¡Por fin! Una salida de amigas, todas juntas de vuelta como la última vez. ¿Cuántos dulces habían comido la última vez? ¿Cuánto tiempo hablaron sobre esos secretos que jamás se animarían a contar? Incluso hasta el chico que les gustaba... bueno, actualmente solo Haru se animó a contar quién es el chico que le gustaba, aunque últimamente ha mostrado estar insegura, ¿será porque hay alguien más que está llamándole la atención? ¡Quién sabe!

Tomó su toalla, primero secándose con fuerza su cabello y después envolviéndoselo mientras que se fijaba en su  qué se pondría para la salida de hoy. ¡Una salida de chicas! Pero conociendo el mes en que se encontraban, la pregunta era por qué saldrían antes de los exámenes. No. No se encontrarían porque tienen que estudiar, después de todo sin contar Haru, Hana y Chrome, las demás iban a otros años. Suspiró, y tomó de su armario un short de jean oscuro, mientras que para arriba eligió una remera que llegaba tan largo como un vestido de color marrón, con bordes en crema y volados por doquier, que le daban un aire tierno, bastante delicado. Medias bucaneras que llegaban a la mitad del muslo y unas botas con un leve tacón hasta el tobillo completarían su ropa para salir, mientras que su pelo simplemente se lo secó y se puso dos hebillas a un costado. ¡Completamente perfecta! Sin mucho más, después de todo Kyoko no se molestaba en pintarse ni nada de eso, confirmó que cada una de sus amigas estuviese lista como ella.

Puntual como siempre, se dispuso a salir de su casa sin antes encontrarse con su hermano quien le preguntaba a dónde se dirigía. Ella con una sonrisa le respondió que saldría con amigas, y antes de que preguntase para qué, respondió que sería un secreto. Esperaba que ni su querido hermano mayor se enterara qué era lo que iba a comprar en la salida, sino todo se echaría a perder. Con una sornisa en su rostro, feliz por estar compartiendo este momento, Kyoko caminó hasta la parada de los buses para llegar a la ciudad, esperando uno.

Su celular la desconcertó justo antes de subir al transporte, y mientras que pedía un pasaje, tuvo que apurarse para poder contestar el teléfono. Era Chrome, quien penosamente, casi obligada por sus otros dos amigos de Kokuyo respondía que no podría ir por hoy, ya que tenía que darle clases a sus dos compañeros.

No te hagas problema, Chrome-chan. — dijo de inmediato. Podría escuchar de fondo, sin sorprenderse, como los otros se desesperaban por preguntarle cómo era el siguiente ejercicio y la pequeña Chrome también se desesperaba por contestar, a pesar de haber recibido un trato un poco duro. — Si surge algún problema, no dudes en llamarme. — terminó, y luego saludó para cortar el teléfono. Una menos, por ahora. Sabía que la niña piña quería comprar muchos regalos a sus compañeros de pandilla -oh, también sabía que Chrome compartía sus momentos con una pandilla que en un principio había sido peligrosa y a pesar de todo Kyoko confiaba en ellos-. Sin duda el mayor regalo que quería comprar eran los peluches de edición limitada de los que habían hablado durante semanas en la escuela, del cual había uno que era de piña y ella realmente lo quería, a pesar de haberlo dicho con verguenza.

Bajándose del colectivo, recibió un mensaje de su mejor amiga de la infancia, Hana Kurokawa. Ahora era ella la que rechazaba la salida, puesto a que en su trabajo de medio tiempo le habían pedido quedarse horas de más. Kyoko a pesar de ser su mejor amiga de años ignoraba dónde trabajaba Hana, después de todo ella había pedido guardar silencio. Pero imaginaba que ella, siendo tan adulta y madura, trabajaba en unas oficinas. Como era de esperarlo, nuestra pequeña ofreció su ayuda mientras que su amiga rechazó la ayuda, aunque cordialmente como se esperaba de ella. En su caso, ella esperaba otro regalo del mismo del que habían hablado antes, aunque ahora se trataba más bien de un guante de boxeo. ¿Por qué será que Hana esperaba comprar algo así? No tenía ni la más mínima idea, pero el solo hecho de que ella guardara tal secreto hacía que Kyoko se sintiera intrigada y a la vez, sorprendida. Después de todo, la madurez de Kurokawa la hacía sentir tan inalcanzable. Tan increíble.

Moo... parece que todas rechazan. — dijo casi llegando a la casa de Haru. Ella no iba a rechazar, Kyoko imaginaba que no. Su amiga vivía en unas casas más cercanas a Tsunayoshi, y no solo eso, sino que estaba más cerca del centro de Namimori. Apenas llegó a la casa, tocó el timbre y salió la madre de Haru, una mujer amable que le explicó que su hija estaba enferma y que definitivamente no saldría por hoy. Desde la ventana se asomaba su amiga, con ojeras del tamaño de sus mofletes y sonrojada de la fiebre, que mostraba con una señal que estaba todo bien y ahora bajaba. Kyoko negó inmediatamente, se disculpó ante la madre de Miura y se dispuso a ir sola hacia la ciudad. Haru también quería comprar uno de esos peluches, aunque se sorprendía que para ella sería esta vez regalos para todos. Había conseguido un trabajo de medio tiempo en una casa de comidas rápidas y parece que con ese trabajo, y la gran paga, se había llevado prácticamente toda la salud de ella. Suspiró. A veces Haru se esforzaba más de lo debido, eso podría significar problemas en un futuro. Ahora solo quedaba Uni, la arcobaleno, más joven que ellas y que hacía poco que conocía. Qué mas daba, ahora solo rezaba para que Uni tampoco cancelara, mientras se dirigía al lugar de encuentro: el malecón de Namimori, un shopping a espacio abierto.

Llegando, se sorprendió de no haber sido tan puntual como pensaba. Uni ya estaba allí, sentada esperando, mientras que Kyoko apuró su paso para encontrarse con ella.

¡Uni-chan, hola! — dijo de inmediato con una sonrisa. Como era de esperarse, no se acercó para darle un abrazo ni nada por el estilo, después de todo Kyoko era demasiado correcta y no como su amiga Haru. — Sabes, Uni-chan, tendrás que disculpar a las otras... — dijo mientras suspiraba. Ah, qué pasada, sinceramente cuando pasaba eso se le quitaba un poco el entusiasmo. A pesar de que era muy amiga de Uni, Kyoko quería realmente ayudar a Chrome con su regalo, a Haru con su comida y sus cien regalos y a las demás con sus respectivos problemas. — Casi todas cancelaron, solo quedamos nosotras dos. S-si quieres simplemente lo dejamos para otro día, pero... no lograremos conseguir el muñeco de edición limitada. Dijeron que había un malbabisco, un atún, un conjunto de perritos... ¿tu qué prefieres hacer? — y la lista seguía, pero Kyoko se detuvo para preguntarle. Algo le producía inseguiridad, y no sabría si Uni la acompañaría. Hacía poco que ambas eran amigas, por lo cual aun estaba dudosa de que si ella la aceptaba realmente. Después estaban los otros temas, que si era seguro estar con un civil como ella. Oh, claro, Kyoko no se preocupaba por su seguridad sino por la seguridad de Uni, aunque no entendía bien cómo funcionaba ahora la mafia, sabía que la pequeña arcobaleno era un miembro importante de ella y no solo de su grupo, sino que de varios grupos y por no mencionar que era la más poderosa de su elemento, y aunque sabía que era el mismo que Tsunayoshi, ignoraba cuál era su poder realmente. Después de todo, la pequeña nacida en Kyoto, nunca preguntaría ese tipo de cosas si no la involucraba, o incluso de esa forma, prefería no saberlo si la otra persona no se lo contaba.



L
o supe en verdad. Que incluso si las estrellas sobre mi, al caer terminaran mi existir sería encapaz de encontrar la forma de llegar al cielo azul de ayer que tanto atesoré. Más aun así, reviviendo aquellos recuerdos de las memorias que conservo, me sentí más valiente y más tenaz.
avatar
Femenino
Mensajes : 12
Edad : 21
Localización : Namimori
Ver perfil de usuario

Sasagawa Kyoko
Civil

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Uni el 01.02.17 13:35
Después de algunos día finalmente aquella pequeña niña, comienza a realizar los preparativos para las fiestas decembrinas en la mansión que era antiguamente de su familia puesto ahora de igual manera está viendo si nuevamente Gesso y Glio Nero se funcionan nuevamente como en el futuro. A pesar de que todos recuerdan lo sucedido en aquel tiempo, la pequeña no poseía mido o temor alguno en hacerlo ya que sabe de alguna manera que Byakuran y el resto de sus miembros ahora son buenos desde fueron sellados los anillos mare ring.

Por lo cual aquel día tan peculiar ella y el resto de las chicas que conoció en el futuro se reunirían nuevamente por lo que se adelanta para llegar hasta el punto de reunión. A pesar de tener la apariencia de una niña, posee grandes responsabilidades dentro de la mafia por el simple hecho de haber heredado el pacificador de su madre  a tan corta edad a pesar de eso se mantenía segura y llena de gran confianza en sí misma. En ese momento escucha la tierna y dulce voz de aquella jovencita de anaranjados cabellos hablarle por lo que le pone atención a lo que comenta.


Finalmente tras escuchar la le comenta confianza y tranquilidad puesto al menos hasta el momento ella no piensa cancelar los planes, ya que al menos sabe que el resto de los miembros de su familia la ayudaran si necesitara ayuda. Además de que ahora le dan cierta libertad de integrarse con las demás personas – Descuida Kyoto-san, aún podemos ir las dos de compras
– menciona con una voz suave y dulce  después de todo siempre ha sido una persona gentil con todas las demás, sin importar como fueran en verdad.

Además que de igual manera desea comprarles algunos obsequios al resto de sus conocidos, ya que siempre la han cuidado desde pequeña hasta ahora y a un más que esta por aproximarse las fechas decembrinas en las cuales todos siempre procuran estar con sus seres queridos. Al menos la pequeña arcobaleno la pasaría genial ya que en secreto planea hacer una fiesta grande donde de igual forma estarán los miembros de la familia Vongola y Cavellione.


No importa lo que veas , si quieres hacer feliz a los que te rodean, sólo sonríe


avatar

Femenino
Mensajes : 23
Edad : 26
Localización : Millefiore
Ver perfil de usuario

Uni
Arcobaleno del Cielo

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.