Últimos temas
REBORN! es una adaptación del anime y manga Katekyo Hitman Reborn! de Akira Amano. Los personajes cannon e historias de las familias pertenecen al mismo. La información adaptada, contenido textual e informativo del foro pertenece a los administradores. Además, el contenido del foro externo a esto, es propiedad de su creador, por lo que queda prohibido tanto el robo de códigos, imágenes, historias y fichas. Ninguna de las imágenes aquí expuestas nos pertenecen, son todas de sus respectivos autores, el crédito es de ellos. El skin y diseño de tablillas administrativas del foro pertenecen a @Noru, especialmente creados para REBORN!. Prohibida su copia, en caso de ser así, se denunciará con Foroactivo la copia del material.

Agradecimientos a todos los usuarios que aun así siguen con el foro a pesar de todas las molestias. A ustedes, que día a día llevan el foro a ser uno de los mejores y con mejor relación entre nosotros, y que a pesar de tantos años, ¡seguimos en línea! Desde el 2010, estos 7 años.
AFILIADOS ÉLITE Y HERMANOS
East of Eden Project Fear.less
[ afiliados hermanos: 5/5 ] [ afiliados élite: 52/52 ] [ afiliados comunes ]








Merodeando en el infierno [Priv. Byakuran]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Nere Ronoa el 18.01.17 15:57
Merodeando en el infierno [Byakuran]
 
Entonces, ignorando su dolor, le dijo: "Nunca deberás traicionarme. Nunca deberás irte de mi lado."


La habitación era de un tamaño mediano, cuatro paredes blancas y lisas con una única ventana, un sofá en una esquina, una alfombra entre la cama y el sofá y un armario, todo era blanco, hasta las sábanas y la colcha,   había retirado el espejo, no necesitaba más cosas que reflejasen el blanco absoluto. Era como si la oprimiera. Sí, esa era la palabra.

Opresión.

Era una sensación extraña,  no en el pecho si no en el cuerpo en general, cada día y cada noche, en el primer momento en que abría los ojos y en que los cerraba, sentía como si estuviera hundiéndose en arenas movedizas más rápido cuánto más se debatía, más lento cuánto más quieta estaba, como si no hubiera solución. Cada día se la tragaban un poco más.  Ella no se movía del perfil bajo, lo cuál era un mérito teniendo en cuenta  que era la secretaria de Byakuran,  se iba al baño de mujeres como las demás, a veces -sin querer- las asustaba al pasar por la espalda en silencio,  vivir en una base era similar a estar en un colegio, quizás un instituto: Funciona con cierto esquema social aunque no lo parezca, si se miraba de esta forma Byakuran sería encabezado como un director, un director tal vez como un niño pero un director, la máxima autoridad a la que ceder y obedecer, entonces los oficiales con los anillos mare serían los profesores, los oficiales con los falsos anillos mare serían los estudiantes de último curso y el resto eran estudiantes borregos clasificados en los distintos grupos de la escala social.

Así que, para profundizar a modo de broma en el tema, Iris Hepburn entonces sería la jefa de las animadoras, era creíble si se tenían en cuenta sus atributos físicos y que su unidad de Acechadores la de muerte -Death Stalk Unit-serían como los quaterbacks en el fútbol americano por lo que era gracioso, pensar en un usuario nube así le producía cierta vergüenza ajena.  

En fin, el primer día después de la entrevista con Byakuran,  le había enseñado la base, con el pasar de los días los cardenales que le había dejado en la muñeca se habían ido pero recordaba como se la hizo, eso era lo que importaba, volviendo al tema inicial los primeros días en que le saludaban y hablaban sin parar como cotorras preguntándole, la miraban porque no salía nada de ella,  sus  ojos marrones, profundos, casi opacos y  rebosantes de silencio. Los secretos estaban tan profundamente enterrados que no llegaba la luz fuera del color tierra de su iris.

Y, con ese devenir de los días, acabó sentada en la misma mesa sin acompañantes manteniendo el silencio pero es que su orden no era interactuar y formar parte del círculo social, ella solo tenía que mantenerse en su papel de vigía y la mejor forma de saber cosas era simplemente escuchar. La gente solía ser mucho más sincera cuando pensaba que no había nada, eso solo podía suceder cuándo eras  silente como un muerto.  Muchas veces, en el baño, se olvidaban de que ella estaba allí en las duchas, se olvidaban en las mesas cercanas de ella y se olvidaban incluso cuando estaba caminando por los blancos pasillos.  

Durante la comida, comiendo todo lo que quería con absoluta calma escuchaba cada conversación, cada risa y lo guardaba para sí. En parte, eso era el gran problema que tenían el resto de soldados o estudiantes: Se paraban a hablar sin más, no prestaban atención a los detalles, al menos desde el punto de vista  de Nere pensaba que había algo mejor  que ser bonita,  mucho mejor era tener un rostro interesante porque por la expresión era dónde se calaba más profundamente a las personas.

Por la sonrisa de Byakuran sabía muchas cosas, algunas como reflejos de ella, por eso sabía que tenía que ser cuidadosa al estar trabajando donde él,  estaba segura de que no le hacía falta más de cinco minutos de una charla para reprogramar a una persona, cada palabra, cada mirada, hasta el más mínimo gesto era un movimiento en una partida calculada.  

Tal vez esa era la razón más importante para mantenerse en un perfil bajo.

Mientras Byakuran la viera como algo aburrido no se preocuparía en absoluto de ella, buscaría un juguete más entretenido y ella podría seguir trabajando hasta que fuera relevada  de su misión.  

Ojalá Narya trabajara tan en silencio, por supuesto que no podía, aquello era como pedir agua en medio del desierto, la última noche la había llamado tres veces quejándose -citaba textualmente- de "ese hijo de puta bastardo",  eran dos opuestos distintos, ella era irascible y caliente como el fuego y ella era la tranquila y fría como el hielo, por eso siempre era mejor si las dos estaban juntas en una misión, con un solo parpadeo de sus ojos sabía si su hermana estaba tranquila o a punto de desencadenar el apocalipsis, por esta razón Nere pensaba que mejor que la belleza era tener un rostro interesante, pero sí consideraba-objetivamente-que su hermana era la afortunada porque tenía un rostro bonito y un pelo hermoso, mientras ella tenía ese opaco pelo de color chocolate haciendo un contraste contra la piel pálida su hermana tenía ese rojo intenso, como las amapolas ardiendo en medio de un campo, pensó que era por eso que ella fue enviada a Varia, para que Xanxus estuviera "distraído",  en ese punto ella pensaba que el Noveno-por mucho que confiase en el anciano-estaba siendo rastrero, su hermana no era ninguna prostituta para complacer a su hijo.

Y a ella la envió allí, quizás por su capacidad para no destacar y recopilar la información. No se quejaba, era el muñeco con los hilos atados, un titiritero u otro no hacía la menor diferencia, por eso no importaba si los otros soldados la consideraban sosa, aburrida o en absoluto interesante, ni si era un trasto para usar o tirar.

Citando el cuento de los hermanos Grimm: "¿Qué puede hacer una niña como yo?"

Byakuran
Sede Millefiore /Octubre


Nere Ronoa
Nunca mires el abismo, podrías terminar reflejado

Byako:

Ficha de Nere:
avatar

Femenino
Mensajes : 119
Edad : 23
Localización : Millefiore
Ver perfil de usuario

Nere Ronoa
Miembro Millefiore (white)

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Byakuran Gesso el 05.04.17 20:06

— MERODEANDO EN EL INFIERNO —

...Let's burn together...


No había pasado mucho desde que aquel pequeño pajarillo llamado Nere, había aterrizado en las garras del diablo. Era divertido verla jugar e investigar cualquier cosa a su alrededor a pesar de que quisiera hacer creer que no hacía nada, que no destacaba, pero sin duda, para él, en esos momentos era la 'luz' mas brillante de Millefiore. Para que mentir, le hacia sonreír cada vez que veía como manchaba con su oscuro cabello las pulcras paredes blancas y sin duda su esfuerzo por pasar desapercibida era adorable. Pues si bien con los demás lo lograba, con Byakuran no podía hacer eso. ¿Como iba a hacerlo si sabía que Nere solo estaba allí para vigilarle? Era ridículo, pero divertido.

Aquel día mientras paseaba por los pasillos seguido por aquel estúpido séquito de fanáticos, la vio. Tan solo a unos metros por debajo de él, en la cafetería, destacando entre tanto mortífero blanco. Ella era un punto negro que se alzaba entre la multitud. destacando con fuerza, llamándole. Sonrió suavemente parando en medio del pasillo para mirar por la cristalera que estaba justo sobre aquella sala donde las comidas iban y venían siendo interrumpido de golpe por una molesta Bluebell que no dejaba de quejarse queriendo mas atención de su parte. La miró con indiferencia al principio, aun un poco distraído por el retrato de la castaña gravado en sus retinas, pero acabó por reír suavemente, sin si quiera haber prestado atención a lo que había dicho la peliazul, reanudando el paseo, dispuesto a deshacer cuanto antes de todos ellos, para ir cuanto antes con la 'poco' llamativa chica nueva.

El primero en caer en el truco fue Torikabuto, quien se quedó impresionado con la tecnología de invisibilidad que estaban patentando a partir de llamas de la niebla en el laboratorio, sumado a Zakuro que solo se quedó para que el primero no causara problemas en caso de descontrolarse.
Después de ello pasaron por la sala de entrenamiento, donde algunas de las falsas coronas fúnebres entrenaban y donde, sin pensárselo dos veces, Daysi se quedó siguiendo las ordenes del peliblanco, quien ordenó que se quedara allí para entrenar un poco más su capacidad ofensiva que no lograba sacar a relucir.
Sin duda aun le quedaba por deshacer de los conflictivos. Kikyo, un amante de la belleza y el arte, perdidamente obsesionado con mi persona y Bluebell, una niña arrogante y estúpida también obsesionada conmigo. ¿Que había hecho el para merecer semejante castigo? Suponía que muchas cosas, después de todo no por nada tenía un pasado como el que tenía. ¿Acaso no había pagado suficiente? Tal vez al destino, o Dios no lo creían de ese modo y por ello, como en aquellos futuros paralelos, se haría con el control de todo una vez mas sin importar las consecuencias.
Era consciente de que le vigilaban y que no podía ni respirar sin que Vongola se enterase, pero para algo existían las segundas oportunidades, ¿No? Y no, estas no son para lo que pensáis, ni para redimirse, si no que sirven para intentarlo una vez más, con más fuerza y empeño, si algo te ha salido mal, y él volvería a hacer el mundo arder. Pues, en la actualidad contaba con muchos datos que en aquel pasado no tenía. Las capacidades de los Vongola, sus llamas, sus debilidades, sus puntos fuertes y por supuesto, Tsuna, ese niñato andrajoso que sin a penas saber usar la total capacidad de sus llamas le había derrotado — Pfff… — le entraban ganas de matar a alguien solo de pensarlo.
De todos modos siempre había algo que le subía la moral. Pues los Vongola a pesar de creer conocer todo su poder y capacidades, aun no tenían ni la mas remota idea de lo que era capaz, a pesar de que Sho — chan se lo había advertido. Nadie, ni si quiera las verdaderas coronas fúnebres habían sido testigos de su verdadero poder.
Continuó caminando hasta dar de golpe con Iris y Ginger Bread. Que afortunado. Paró a ambas y se puso a charlar animadamente con ellas hasta que Bluebell pareció empezar una discusión con Ginger haciendo que ambas salieran corriendo persiguiéndose y gritando por toda la base mientras que Iris y Kikyo se soltaban cumplidos permitiéndome escabullirme entre la gran distracción.

Al fin estaba solo y era libre de ir a donde quisiera. Ahora solo esperaba que si nueva adquisición continuara en la cafetería.
Sin perder un minuto se dirigió hacia el lugar donde su marchita flor esperaba, logrando divisarla nada mas poner un pie en el lugar. Caminó siempre correcto y firme hasta llegar a la altura ajena casi sin respirar, como acechándola y de golpe se inclinó hacia delante dejando su boca a la altura del oído ajeno — ¿Me estas esquivando? — preguntó con una filosa voz que pondría los pelos de punta a cualquiera para después echarse a reír como un niño juguetón sentándose con rapidez al lado de ella a la vez que apoyaba su brazo sobre la mesa, abriendo su mano donde dejó reposar su barbilla sin dejar de mirarle — ¿Porque no quieres hablar más de 5 minutos conmigo Ne-chan? — rió de nuevo de manera musical arqueando sus ojos que permanecían cerrados con aquella expresión tan simpática y sonrisa contagiosa.

Con extremada delicadeza y astucia tejí esta tela de araña,
para que tu, mi mariposa, cayeras en ella
y asi poder tocar tus delicadas alas.

Thanks Winter!





Ficha  |  Relaciones  |  Cronología

Familia:


avatar

Masculino
Mensajes : 44
Edad : 22
Localización : Base Merone, Base de Italia o escapando de Sho-chan :3
Ver perfil de usuario

Byakuran Gesso
Jefe Millefiore

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Nere Ronoa el 10.06.17 15:42
Merodeando en el infierno [Byakuran]
 
Dime, ¿llegará el día en que me digas "para? ¿Si me quieres para?"

Más temprano de lo que pensó llegó esa parte del día, esa en la que él se presenciaba frente a ella, igual que el arcángel de la desesperación. Sintió el aliento haciendo que la piel de su cuello-tapada por su larga melena-se erizara, su respiración se contuvo por el repentino asalto y supuso, inocentemente, que él era consciente de que le había pillado con la guardia baja, tendría que mirar de ser más cuidadosa en el futuro. Entre tanta llama junta había dejado de dar importancia a su radar cuándo Byakuran era la señal de explosión nuclear en él.

-Buenos días, Bocchan-dijo abriendo otra bolsa de azúcar para echarla a su leche con cacao, ella aborrecía el amargo café líquido, una bolsita, dos más, tres, cinco era el número mágico para que estuviera en su punto dulce.  

Entonces lo miró con sus grandes ojos opacos rebosantes de secretos, miró esa sonrisa que tenía como si fuera un niño pequeño y curioso, todo lo que Nere pensó en ese momento fue "Este se muere y en el infierno jubila a Lucifer para que se vaya con Lilith de vacaciones..." pero no sintió ningún escalofrío. Tal vez ella era capaz de acostumbrarse a las cosas aterradoras y escalofriantes con facilidad o quizás significaba que no tenía sentido del peligro, le sostuvo la mirada apoyando la mejilla en la mano que él había lastimado el primer día, habían pasado casi tres días por lo que la señal de la agresión se había tornado en un sutil amarillo porque la bileverdina se transformaba en bilirrubina, poco a poco entonces esa bilirrubina pasaría a la sangre unida a las proteínas para terminar en el hígado donde sería transformada y secretada al intestino, entonces ya no quedarían marcas, pensó si tal vez debería volver a tocarle el cabello para ver si le volvía a dejar un nuevo hematoma, pero ese pensamiento derivó a otro más extraño como, ¿y qué pasa si tengo un hijo suyo? Sus pensamientos no siempre eran conexos de cara a una persona normal que los oyera, no obstante, tenían un por qué profundo. Sabía que no se quedaría embarazada de Byakuran porque él no obtendría ninguna finalidad de ello, ergo, el pensamiento no era ni ella ni Byakuran, si Xanxus dejaba a su hermana embarazada, ¿qué iba a hacer entonces? Cuidarlo claro, lo que ya no tenía tan seguro es que la virilidad de él se encontrara en perfectas condiciones, no, estaba equivocaba, el pensamiento de ella y un bebé suyo si era propio, porque sabía que si su hermana la llamaba tanto  era porque tenía miedo de que ella pudiera ser una "mama niña", no en el sentido literal de la palabra, tenía diecisiete años...pero ellas llamaban a sí a las chicas que se quedaban embarazadas siendo menor de veinte años porque era absurdo. Casarse antes de terminar la carrera, tener hijos antes de haber vivido era estúpido, tener hijos en un ambiente seguro era inteligente, por eso estaba el popular dicho de "solo se reproducen los idiotas".

-¿Cómo podría esquivar a bocchan en el sitio en el que manda él?-quiso  saber inocentemente-. Para eso tendría que ser invisible y, todavía no puedo,  tal vez algún otro día sí..

Entonces él le preguntó por qué no quería hablar más de cinco minutos y se rió de manera musical, cualquiera se sentiría afín a él, sin embargo, ella y su cerebro de reptil nunca eran afines a nadie. Además, a Pinocho le bastaron cinco minutos para casi convertirse en un burro.

-¿Y, con qué tiempo podría hablar con bocchan?

Le dio un profundo sorbo a su muy dulce cacao con leche terminándolo al instante, tomó la servilleta y se limpió los labios.

-Hay tanto que firmar y tanto que revisar, entiendo muy bien por qué Irie-Kun se siente siempre con tanto dolor de estómago-le dijo esbozando una encantadora sonrisa-. Pero, él tiene un gran gusto musical. Hemos estado escuchando mucho juntos por estos días. Él tiene realmente unos ojos muy vivos y relajados cuándo escucha y son muy graciosos los gallos en su voz-se rió.

Por supuesto que no se reía del chico,  no, estaba informada que Irie Shoichi siempre fue afín a Vongola y, al igual que ella estaba de vigía allí y constantemente con los ojos puestos en Byakuran, fuera de eso Irie tenía mucha voluntad, eso imaginó porque después de lo que pasó en el futuro él seguía allí, claro que no debía estar acostumbrado a los halagos porque al decírselo Irie farfulló y se puso rojo como una manzana, ella había pensado en ese momento que era encantador, pero el encanto no te mantenía vivo en la mafia.

-Ayer por la noche, Irie-kun y yo estábamos escuchando juntos una canción: Brandy (you´re a fine girl), estábamos en silencio pero, ¿sabe algo, bocchan? Mirando allí a Irie-kun tan parco y relajado, apoyando la cabeza en mi hombro pensé en algo nuevo-comentó fijando sus ojos en él-. Bocchan es el adversario más peligroso al que se haya enfrentado nunca Vongola, es brillante, despiadado y no dudará en matarnos a todos y cada uno de nosotros. Y ya no pensé en mucho más.

Ladeó la mirada hacia su desayunando obviando el iris lavanda, dejó caer su cabello sobre el hombro izquierdo para crear una cortina oscura entre los dos pensando: "¿Qué? ¿Por fin te aburres de mí?".
Byakuran
Sede Millefiore /Octubre


Nere Ronoa
Nunca mires el abismo, podrías terminar reflejado

Byako:

Ficha de Nere:
avatar

Femenino
Mensajes : 119
Edad : 23
Localización : Millefiore
Ver perfil de usuario

Nere Ronoa
Miembro Millefiore (white)

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.